Obras 21 – 25

21. Alas en fuga. Julián Marchena. 1941

Alas en fuga es un poemario donde se recogen los versos más famosos y significativos de este importante escritor y bibliotecólogo costarricense.

Destacan las ideas de libertad, valor, rectitud y fortaleza humana, características necesarias para asumir el “Vuelo Supremo”: la ruta de la vida.

22. Cocorí. Joaquín Gutiérrez Mangel. 1947

Cocorí es el nombre de un niño de siete años, inteligente, curioso, aventurero, habitante de la zona caribeña, quien vive con su madre –Drusila- y rodeado de pescadores y amigos. En cierta ocasión conoce a una niña en un barco, ella le regala una rosa, tan bella como ella misma. Este encuentro propicia en el negrito una cantidad de dudas sobre la vida y su fugacidad, motivo que los impulsa a realizar un largo viaje en busca de respuestas.

Este texto caracterizado por una fuerte carga ideológica y filosófica destaca, aunque sea de manera parcializada, la cultura afro descendiente en un contexto literario donde antes estaba enajenada.

23. Cuentos de angustias y paisajes. Carlos Salazar Herrera. 1947

Este libro es una colección de treinta relatos cortos donde se evidencian las tradiciones y el lenguaje pintoresco de los pueblos costarricenses. A diferencia de las narraciones costumbristas, se encuentran aquí reflejos de la una realidad en ocasiones adversa que rompe con el paisaje idílico habitual.

El paisaje es un fuerte referente, sin embargo, prevalece en este la angustia frente a la sensibilidad humana.

24. La ruta de su evasión. Yolanda Oreamuno. 1948

Esta novela presenta características de lo introspectivo y experimental. Se discute en ella la dualidad y tensas relaciones entre los pares femenino y masculino, caracterizados por rasgos sociales predestinados por el modelo patriarcal imperante en la época de escritura de esta obra.

Se plantea entonces la posición social de la mujer  como un papel secundario, que puede romperse a través de un proceso particular de lucha interna y diversas batallas por la autorrealización.

25. El sitio de las abras. Fabián Dobles. 1950

El sitio de las abras se refiere a la problemática de la posesión tierra vivida en la realidad nacional, en la cual los campesinos pioneros fueron desplazados por los grandes acaparadores adinerados, quienes logran, a pesar de las luchas de los labradores, imponer los latifundios, en palabras del mismo Dobles, con sus peonadas, sus dolores y su potente capacidad para mantener a los hombres ajenos a toda lucha heroica.

Las abras, aberturas anchas y despejadas entre dos montañas donde los campesinos forman un pueblo casi idílico, se convierten en un sitio de explotación, pobreza y vencimiento de los más débiles ante la maldad sorda de los fuertes.

Anuncios