Obras 31 – 35

31. La hoja de aire. Joaquín Gutiérrez. 1968

Alfonso ha regresado a Costa Rica después de muchos años de ausencia y encuentra, en medio de un gran caos, a su amigo Quincho a quien narra en retrospectiva la historia de su viaje y de su vida.

Cansado de Costa Rica viaja a México para realizar su gran sueño: ser actor. Sin embargo, fracasa en este y en los demás proyectos que emprende en ese país. En la primera oportunidad que se le presenta vuelve a su patria en busca de otro sueño: rencontrarse con Teresa, su amor desde la infancia. Sucumbe al darse cuenta que ella ha muerto y que nada es como antes. Por lo tanto, este relato está cargado de desesperanza, nostalgia, derrota y la búsqueda constante del pasado.

32. Máscaras y candilejas. José Basileo Acuña. 1972

Este texto está conformado por XI escenas teatrales llenas de humor, ironía y crítica social. Se desarrollan en él una serie de personajes cotidianos que enfrentan situaciones sociales, económicas, laborales y familiares muy comunes pero marcadas por la ironía y jocosidad extremas.

33. Los cuatro espejos. Quince Duncan. 1973

Charles Forbes es originario de Estrada, Limón, pero se traslada a San José después de la muerte de su primera esposa.  Tiempo después asiste con su segunda esposa, Ester Centeno, a una conferencia sobre minorías raciales en Costa Rica. A partir de ese suceso pierde su identidad y no logra encontrar su imagen en el espejo. Regresa a su pueblo natal para rencontrar sus raíces, pero no logra reconocerse dentro de la cultura afro descendiente y se sabe discriminado entre “los blancos”. No obstante, decide regresar a San José y aceptarse como un sujeto sin identidad por sí mismo.

Forbes se ve atrapado entre dos identidades: la innata y una adquirida en su búsqueda desesperada por la aceptación.  

34. Ceremonia de Casta. Samuel Rovinski. 1976

Esta es la historia de una familia adinerada gracias a la terratenencia. Poco a poco su vivienda queda encerrada entre las construcciones y ruidos típicos de una ciudad moderna, urbanizada.

Cada noche los miembros de la familia de Juan Matías, el patriarca, se reúnen para cenar. Usualmente la comida se realiza en forma silenciosa, lo que le da un sentido de ceremonia y solemnidad; sin embargo, cada personaje cavila ideas y discursos silenciosos relacionados en su mayoría por deseos eróticos y pensamientos subversivos.

Se yuxtapone a la narración tradicional una segunda versión en letra cursiva o estilizada, la cual corresponde al monólogo interior del Innominado, hijo bastardo de Juan Matías, quien espera con paciencia el derrumbe de la familia y el fracaso de la estirpe.

35. Mi guerrilla. Carmen Naranjo 1977

En este poemario encontramos a un “yo” quien realiza un examen de conciencia, un examen de vida. Es un alma angustiada que emprende un viaje de carácter metafórico y con símbolos religiosos, el cual desemboca en una toma de conciencia social. De esta forma los poemas involucran al lector a realizar, al igual que el “yo”, ese examen, a fin de crear una voz colectiva de conciencia social.