Obras 46 – 50

46. El más violento paraíso. Alexander Obando. 2001

Esta es una novela compleja, tanto por su temática como por su estructura, marcada por tres espacios físicos -San José (Costa Rica), Estambul (Constantinopla) y las ciudades de la Base Lunar, Sinus Roris y Sinus Iridum- y tres espacios temporales –pasado, presente y futuro.

Se suman la presencia de otra dimensión, en la cual poetas costarricenses ya muertos regresan a la vida y se sitúan en un barco anclado en San José,  la incorporación de intertextualidades históricas y la creación de situaciones futuras.

El lector se enfrenta a una ruptura de la lógica racional y a un discurso fragmentado donde se fusionan la sucesión de espacios y la desintegración del tiempo.

47. Limón Blues. Anacristina Rossi. 2002

Orlandus Robinson, originario de Jamaica, llega al caribe costarricense para trabajar en una finca finca familiar y sacar a los suyos de la pobreza. Una vez en Limón se involucra en las luchas por la defensa de los derechos de los negros, lideradas por el movimiento de Marcus Garvey.

A través de la narración del amor imposible entre Orlandus y una mujer capitalina se reconstruye la situación histórica de la cultura afrocaribeña y la reivindicación étnica de un sector de la población invisibilizado por la oficialidad.

48. El gato de sí mismo. Uriel Quesada. 2005

Esta segunda novela de Quesada trata sobre el viaje hacia el conocimiento de sí mismo emprendido por Germán, personaje protagónico, a través de distintos espacios de su vida, entre ellos Santa Cruz, Cartago, y Versalles, Francia. Dándose una superposición de tiempos y espacios.

Se desarrolla así una dualidad, coexistente en una misma realidad, entre lo natural-sobrenatural, racional-irracional, en una síntesis armoniosa.

49. El umbral de las horas. Mía Gallegos. 2006

Este es un texto catalogado como auténtica poesía, que traspasa todas las nostalgias para darnos a conocer una propuesta original de sus ideas y palabras. Es un libro muy personal, donde se accede a todos los umbrales para nombrar aquello que vemos y lo que apenas se adivina.

50. Te llevaré en mis ojos. Rodolfo Arias Formoso. 2007

Entre los amores de juventud de Lucía y Gonzalo se desarrolla la historia de la “generación Alcoa”, integrada por jóvenes luchadores en pro de las ideas de paz, en contra de la opresión, las dictaduras y desigualdades sociales .Se narran las ideas de izquierda y del partido comunista en Costa Rica, sus marchas, acciones de protesta y solidaridad ante la insurgencia centroamericana. A la vez, se cuenta el desencanto padecido por esta misma generación, pues muchos de sus miembros sucumben ante las demandas del status quo.

Esta novela se desenvuelve  en medio de una conflictiva trama existencial, líos amorosos, música, poesía y teatro de protesta, emociones, ilusiones y desilusiones, bajo un lenguaje fluido y emocionante que recuerda la época de una fuerte lucha ideológica y política en nuestro país.